x
¿NECESITA ASESORÍA?
CONTÁCTENOS
*Debe aceptar la política.

¡Muchas gracias!

Su mensaje ha sido enviado con éxito.

Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad.

Cerrar

La Dirección General de Derechos Fundamentales y Seguridad y Salud en el Trabajo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo ha publicado la "Guía de buenas prácticas ergonómicas para el trabajo durante el confinamiento por la COVID-19" con el fin de proporcionar recomendaciones útiles para mantener la salud ergonómica de los trabajadores que realizan trabajo desde casa.

Puntos clave

La Guía apunta a proporcionar medidas preventivas dirigidas a evitar o minimizar los posibles daños a la salud de los trabajadores que realizan trabajo remoto desde casa. La adopción de estas recomendaciones no es obligatoria para los empleadores y no obliga a brindar a los trabajadores que estén ejecutando trabajo remoto mobiliario o equipos de tecnología.

Las empresas que utilizan actualmente este sistema de trabajo, pueden recurrir a ella como fuente de orientación.

A continuación compartimos las recomendaciones más relevantes:

  1. Identi­ficar un lugar adecuado de trabajo. El mejor lugar para trabajar desde casa es una habitación dedicada exclusivamente para ello, con espacio su­ficiente para el mobiliario y el equipo de trabajo. Lo ideal sería una habitación utilizada como despacho a modo de oficina, de no ser posible, el comedor es una buena opción.
     
  2. Verifi­car que el espacio seleccionado cuente con iluminación sufi­ciente, que no produzca reflejos, sombras o diferencias de iluminación.
     
  3. Contar con una silla con respaldo regulable en altura y ángulo de inclinación, asiento regulable en altura y tapiz redondeado, mínimo de 5 ruedas. Contar con una mesa de trabajo de 120 x 80 cm de espacio libre para las piernas, de superficie poco reflectante y bordes redondeados. Además, contar con una pantalla independiente, con ajuste de luminosidad, regulable en altura e inclinación, teclado independiente de la pantalla y mouse que permita su utilización cómoda.
     
  4. Si no se cuenta con éstas características es posible acondicionar los equipos existentes. La mesa de trabajo debe ser amplia y suficiente para apoyar los antebrazos y manos. La altura debe ser preferiblemente menor a los 75 cm. La silla debe adaptarse a la mesa de trabajo tanto en altura como en profundidad. La altura del asiento debería coincidir justo debajo de la rodilla, a fin de que las piernas formen un ángulo de 90°. Los pies deben descansar sobre el suelo.
     
  5. El borde superior de la pantalla debe quedar al mismo nivel de los ojos o ligeramente por debajo. La pantalla debe ser colocada a una distancia aproximada de 45-55 cm. Si usa una computadora portátil, se sugiere conectarla a una pantalla externa, o a un teclado externo, así como usar un mouse independiente.
     
  6. Se recomienda que el espacio de trabajo cuente con iluminación natural complementada con luz artificial general.
     
  7. Evitar corrientes de aire directo, así como ruidos molestos que generen molestias. El nivel sonoro no debería exceder de 65 dB.
     
  8. Realizar pausas activas: cambios de postura con frecuencia, alternar la postura de sentado con la de pie, realizar estiramientos cada dos horas. También, realizar pausas activas visuales: cada 20 minutos mirar por 20 segundos un punto fijo a una distancia aproximada de 6 metros.

Confiamos en que esta información le sea de utilidad a usted y a su empresa. De requerir asesoría legal sobre este tema, no dude en contactarnos.

Asesoría para su empresa
+51 992 520 000