Ver formato de alerta legal aquí.
 

Debido al aislamiento social dispuesto por el Gobierno del Perú y las demás medidas que han tomado o tomarán otros países, a continuación, exponemos un listado de algunos temas esenciales que debemos identificar para mitigar el impacto en las empresas:

Revisar todas las opciones frente a los trabajadores y personal clave

  • Identificar todas las medidas que las empresas pueden tomar con respecto a sus empleados con el fin de mitigar el impacto económico que implica un cierre temporal de operaciones.
  • Identificar al personal clave y uso adecuado de la tecnología para asegurar el trabajo remoto y la continuidad de las operaciones.
  • Si la empresa pertenece a alguna de las actividades económicas cuyos trabajadores se pueden desplazar, limitar la asistencia de personal a las posiciones necesarias para la operación excluyendo al personal que pertenezca a grupos de riesgo.

Revisar las obligaciones contractuales frente a proveedores, clientes y otros

  • Contactar a los proveedores clave para asegurar o reemplazar el flujo adecuado de insumos o necesidad de financiarlos y entender los riesgos operativos y logísticos.
  • Contactar a los clientes y proveedores para verificar que ambas partes podrán cumplir con obligaciones pactadas o futuras.
  • Determinar si los contratos imponen obligaciones de reportar eventos que impliquen posibles incumplimientos.
  • Llevar a cabo un análisis sobre la posibilidad de resolver contratos o invocar "fuerza mayor" ante posibles incumplimientos. Verificar bajo qué ley se rigen los contratos y si aplican normas específicas, pues la posibilidad de invocar "fuerza mayor" varía según la ley aplicable.

Revisar las pólizas de seguro, contratos de financiamiento y acceso a liquidez

  • Confirmar si las pólizas de seguro cubren eventos de pandemia, fuerza mayor, o declaraciones de emergencia por el Gobierno. Verificar que no existan plazos para comunicar eventos a las empresas aseguradoras para efectos de las coberturas y que no exista obligación de mitigar daños.
  • Revisar los contratos de financiamiento para verificar que no se vayan a incumplir ratios financieros, pagos programados, eventos de incumplimiento u otras obligaciones. Es conveniente comunicarse con los acreedores proactivamente y comunicarles situaciones especiales según los términos de los contratos y evaluar dispensas temporales.
  • Revisar las necesidades actuales y futuras de liquidez. Contactar a las entidades financieras para confirmar que estarán en condiciones de cumplir compromisos con líneas de crédito. Los mercados de capitales se comportarán de manera errática en las próximas semanas.
  • Revisar el riesgo crediticio y de incumplimiento respecto de contrapartes estratégicas y las posibles consecuencias. Es posible que las compañías tengan que enfrentar mayores costos operativos y menor inventario y acceso a liquidez.  

Revisar operaciones en curso, obligaciones rutinarias y estado de litigios

  • Verificar si conviene seguir adelante con las operaciones en curso y qué obligaciones no serían afectadas por las medidas adoptadas.
  • Revisar cláusulas típicas como "Efecto Materialmente Adverso" o "Evento Materialmente Adverso" y su aplicación a las operaciones en curso.
  • Identificar oportunidades de crecimiento a través de fusiones y adquisiciones. Los valores de las empresas podrán variar significativamente en las próximas semanas.
  • Mientras dure la emergencia, oportunidad de importar sin pago de arancel, medicamentos e insumos médicos necesarios para la atención del COVID-19, entre otras enfermedades.
  • Postergar las juntas de accionistas convocadas para llevarse a cabo durante el periodo de emergencia.
  • Verificar en qué medida se han suspendido o ampliado los plazos respecto de obligaciones frente al Estado peruano o en litigios en curso o futuros. No todos los plazos han sido suspendidos.